Blog

“Nómades” por Sol Abadi

Por 21 octubre, 2013 Sin Comentarios
IMG 2963

La artista argentina Sol Abadi presentó en agosto del 2013 su Exposición “Nómades” en Bisagra Arte Contemporáneo en Buenos Aires y anteriormente en el Parque de la Fundación Atchugarry en Uruguay. En esta nota nos relata todo el proceso creativo y de producción de esta instalación que seguirá recorriendo caminos y dejando su huella, como lo hace Sol con las personas que conoce, ya que es un ser amoroso e inolvidable.

IMG 2288
Sol Abadi
: “La idea de hacer esta obra surge de una invitación de Mauro Arbiza, un escultor uruguayo para que intervinieramos juntos en el Parque de la Fundación Atchugarry, haciendo una obra o instalación, que dialogara entre nosotros y con el resto del entorno. En esa época yo estaba trabajando para una exposición sobre el tema de la infancia, con unos ratoncitos de colores, y las letras de cemento y yeso, y mi preocupación para la fundación era la de “ocupar” ese espacio externo (ya que la instalación debia quedar en el parque), con una obra de dimensiones mayores, y siguiendo el lenguaje que utilizo de planos horizontales, áreas de ocupación en el piso.

Entre idas y venidas a la locación, surgio la mulita atropellada, que lamentablemente no me fue posible reanimar, ya que ya estaba muerta cuando la encontré, y sobre esa imagen, empecé a desarrollar mi trabajo y la obra.

El proceso técnico fue bastante primario, ya que en el campo no tengo demasiados elementos, pero con una botella de latex y unas 30 plumas de gallina, inicie el molde de la mulita, el mismo dia, durante 10 horas de trabajo, y luego un sobre molde en yeso fue lo que me permitio trabajar en todas las réplicas.

Cada mulita en vidrio, esta fundida con vidrio float, de 6mm, sobre un modelo/réplica de la mulita original, confeccionado en yeso/cuartzo.

Los vidrios fueron cortados con la forma y el tamaño que permitieron que el vidrio se “desmayase” sobre la mulita, de manera que permanezca con sus pliegues y formas únicas en casa caso.

Las mulitas fueron 33 en total, un número en el cual decidí parar, así simplemente, por ser un numero que me interesaba en varios sentidos y la obra se complemento con 99 botellas de “Caña 33”, en un juego de numeros y signos, donde las mulitas y las botellas, se confunden, se mimetizan y se parecen.

No se cuales son las huellas que dejo, y si las huellas que me dejan, solo vivo mi vida y mi trabajo, el encuentro con las personas, de manera intensa como soy.”

 IMG 0362

IMG 3762

IMG 3769IMG 3737

IMG 4329

IMG 5710

 Alfredo Torres. Curador de la instalación realizada en la fundación Achugarry: “La instalación escultórica de la artista crece desde lo inmediato, desde lo pequeño, desde la cotidianidad rural del campo uruguayo. Y, aunque acepte ser mirada en lejanía, solicita especialmente una mirada cercana, un vínculo que merodea por el intimismo. El elemento protagónico elegido, repetido y nunca idénticamente seriado, es un animal en general convocante de buenos sentimientos, incluso de amparos afectivos. Paradojalmente y más allá de prohibiciones temporarias, es un animal cazado de manera sistemática. Ese animalito, en el planteo que demoradamente se disgrega sobre el ondulado declive cercano a los pajonales, adquiere una implicancia casi simbólica. Está allí, se multiplica, prospera, toma posesión del espacio en sentido horizontal. Las mulitas de vidrio pierden identidad individual y configuran una especie de comunidad, que vale, escultóricamente hablando, por la fuerza de su despliegue y no por su altura volumétrica. La intención es que sea un grupo que requiere ser advertido antes que visto. Recorrido con detenimiento antes que recibido como forma íntegra, nítida. En ese sentido, es que nace el acercamiento a una instalación. Es decir, a un espacio re-significado por la instauración de elementos que son, a su vez, re-significaciones estéticas. Las mulitas fueron confeccionadas con vidrio ofrecido por las botellas de la vieja y querida caña “Los 33”, esa sí, bebida ya casi extinta. Un indicio tangencial: el espectador que se tome la molestia de contar las mulitas descubrirá que son treinta y tres. Las botellas que acompañan a las mulitas pertenecen a la mencionada bebida y convocan un múltiplo de ese número casi mítico.”

nuevo site:  http://solabad0.wix.com/sol-abadi

 site: www.solabadi.com                 blog:http://solabadi.blogspot.com

Leave a Reply

error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!