Entrevistas

El artista japónes Kaya, unió su pasión por el vidrio y el amor por los gatos con sorprendentes creaciones

Por 14 enero, 2021

“Las obras de vidrio que hago, son una prueba de que existí en este mundo, quiero volver a hacer vidrio incluso si vuelvo a nacer”.

El artista Kaya (32, Japón), se inspira en el amor por los gatos y la belleza de la tradicional técnica de tallado japonés Edo Kiriko, para crear fabulosos vasos, únicos y originales que son auténticas joyas.

Aprendió de forma autodidacta, y logra sorprender en cada diseño, “creo que el equilibrio es importante, no sirve de nada si hay demasiados o muy pocos grabados.” nos cuenta. “Lo importante es crear con pasión y crear una historia. Muchas de las obras de gatos se basan en mi propio gato como motivo. Diseño pensando que quiero mostrar la ternura de mi gato al mundo.”

¿Cómo llegaste al vidrio?

Cuando tenía 20 años, pensé seriamente en cómo imaginar el futuro, quería tener una profesión y recordé el escenario de producción de una fábrica de vidrio soplado que visité en un viaje a los Estados Unidos cuando era niño. Las imágenes del vidrio caliente color naranja moldeado por los sopladores, se habrían grabado a fuego en mi mente. 

Afortunadamente, me enteré de que había un taller cercano donde podía experimentar la artesanía del vidrio e inmediatamente me acerqué al lugar. Al principio, estaba planeando hacer vidrio soplado, pero estaba interesado por el buen sonido del arenado, así que comencé desde allí. Es sencillo tallar con arena, pero cuando lo intentas, es profundo. Me enamoré de la alta aplicabilidad de poder hacer cualquier cosa dependiendo de cómo lo hiciera. Como era un taller práctico, lo hice completamente solo sin que nadie me enseñara la técnica en sí.

Hoy estoy caminando por el camino largo y empinado de vivir haciendo vidrio sin dudarlo.

¿Qué te inspira?

Muchas de mis obras están realizadas en vidrio naranja, que es muy característico. Junto con el diseño del gato al atardecer, que da un sentimiento nostálgico y triste. Siempre he querido incorporar el carácter decorativo y la transparencia de Kiriko en mi trabajo para transmitir el encanto del vidrio naranja. 

¿Qué desafío te presenta tallar vasos?

La base de los vasos de vidrio es gruesa y la dificultad de fallar en el tallado es mucho mayor que la de los lados. Es por eso que no es común ver tallado en la parte inferior. Para lograr los mejores resultado, dediqué mucho tiempo y esfuerzo, pero valió la pena. En el futuro, será bastante difícil realizar obras que superen esto. Una de las cosas más divertidas que tiene el diseño en la base del vaso, es que lo puedes disfrutar mientras estás tomando.

El campo del vidrio es realmente amplio, nadie puede hacer todo perfectamente. Hay muchas técnicas, como el vidrio soplado, que se clasifica principalmente como trabajo en caliente, fusión, framework, chorro de arena (grabado de vidrio), que se clasifica como trabajo en frío, y corte. 

Lo que yo hice fue aprender a soplar vidrio, para crear los vasos para luego centrarme en el arenado (grabado en vidrio).

¿Cómo se consiguen esas tonalidades en tus piezas?

La base de este trabajo se llama “cubierta de polvo multicapa”, la técnica consiste en espolvorear polvo de vidrio sobre vidrio transparente para formar una capa delgada, y luego aplicar una capa de polvo de vidrio de otro color. En algunos trabajos hay 5 capas de azul cielo, papel plateado, transparente, naranja, morado y color en el interior. La característica de esta técnica es que el color cambia uno tras otro dependiendo de la profundidad del tallado. Por lo general, el polvo es transparente y está cubierto con un color, pero el “recubrimiento de polvo de múltiples capas” da un color complejo y agrega profundidad al diseño.

 

Sobre Edo Kiriko, la artesanía tradicional del tallado de vidrio en Tokio, Japón.

Edo Kiriko, o vidrio tallado, es un método de fabricación en el que se cortan colores claros y patrones delicados en vidrio. Se dice que Edo Kiriko fue fundada en 1834 por Kagaya Kyubei, quien trabaja en una tienda de cristalería en el área de Odenmacho de Edo, ahora más conocida como Tokio.

Durante la era Edo, los productos de vidrio tallado eran claros, pero hoy en día, la mayoría de los artículos de colores se producen para satisfacer la demanda de los consumidores. Las distintas líneas y patrones y el contraste entre superficies transparentes y coloreadas son características de la cristalería Edo. Los artículos producidos hoy incluyen vajillas, vasos de sake, floreros, adornos decorativos y artículos de papelería.

error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!