El 15 de abril se celebra el Día Mundial del Arte, la fecha se eligió por el natalicio de Leonardo Da Vinci, un hombre que fue pintor, escultor, diseñador, arquitecto, poeta, biólogo y un largo etcétera, por eso se le considera el hombre del renacimiento.

Chapelle Saint Hubert Amboise, Francia Vitrales de Max Ingrand

Ph. Milos Deretich

Chapelle Saint Hubert Amboise, Francia Vitrales de Max Ingrand

El Día Mundial del Arte es una celebración internacional de las bellas artes, que fue declarada por la Asociación Internacional de Arte (IAA / AIAP) , un socio de la UNESCO, para promover la conciencia de la actividad creativa en todo el mundo. El primer Día Mundial del Arte se celebró el 15 de abril de 2012 , fecha elegida en honor al nacimiento de Leonardo da Vinci. Como símbolo de la paz mundial, la libertad de expresión, la tolerancia y la hermandad, da Vinci es también un testimonio de la influencia de las Bellas Artes en otros campos.

Con miles de millones de personas encerradas o en primera línea luchando contra la pandemia del COVID-19, esta celebración del Día Mundial del Arte es un recordatorio de que «el arte tiene el poder de unir y conectar en tiempos de crisis».

Ph. Milos Deretich  – Vitrales de la Chapelle St-Hubert – Château d’Amboise, lugar donde descansan los restos de Leonardo Da Vinci.

Los vitrales fueron realizados por el taller de Max Ingrand en 1952. Francia

Max Ingrand (1908-1969): taller de vidrieras en la Francia del siglo XX

Max Ingrand (1908-1969) fue uno de los maestros vidrieros franceses más famosos del siglo XX. Después de sus estudios en la Escuela Nacional de Artes Decorativas, ingresó en el estudio de Jacques Gruber (1870-1936) en 1927. En 1931, comenzó una carrera personal como maestro vidriero y decorador y produjo numerosas decoraciones civiles en espejos grabados. Realizó las vidrieras de la iglesia de Sainte-Agnès en Maisons-Alfort y participó en el proyecto de los techos de cristal de la nave de Notre-Dame de París que se presentaron en el pabellón pontificio de la Exposición de 1937. Movilizado en En 1939, permaneció cinco años preso en un Oflag en Alemania. A su regreso, se convirtió en uno de los vidrieros más activos de los sitios de reconstrucción donde realizó notablemente el conjunto monumental de la iglesia de Yvetot. El Departamento de Monumentos Históricos le confió proyectos prestigiosos: catedrales de Rouen, Beauvais, Saint-Malo, Estrasburgo, capillas de los castillos de Blois, Amboise, Chenonceau, iglesias de La-Charité-sur-Loire y los Jacobinos de Toulouse. A mediados de la década de 1950, su fama le valió importantes pedidos en el extranjero, particularmente en los Estados Unidos, Canadá y América del Sur. Al mismo tiempo, persigue un trabajo de decorador y diseñador. Durante trece años fue director artístico de la firma italiana Fontana-Arte para la que creó numerosos modelos de iluminación. Participa en la decoración de transatlánticos incluyendo Normandía y Francia. Diseña fuentes luminosas, especialmente para los Campos Elíseos de París. En sus últimos años, reorientó su carrera hacia arquitectura e iluminación de interiores. Murió repentinamente en 1969, poco después de haber confiado la dirección de su taller a su colaborador Michel Durand.

X