ArtistasEntrevistasRestauraciónRestauraciónVitralVitral

Ellen van Dyke gana el premio Young Talent del Dutch Portrait Prize con un retrato en grisalla.

"Mi trabajo está indisolublemente ligado a la luz.”

La joven Ellen van Dijk (1997, Breda, Países Bajos) es una apasionada vitralista que acaba de ganar el Young Talent del Dutch Portrait Prize, un prestigioso concurso de retratos de Holanda, en el que participaron 1400 artistas de diferentes disciplinas. Ella se quedó con el primer lugar con un retrato en grisalla que hizo de su novio. 

Ellen trabaja como vitralista y restauradora a tiempo completo en GBB (Glasbewerkings Bedrijf Brabant), ubicado en Tilburg. En este taller los proyectos varían desde restauraciones hasta la creación de obras contemporáneas y la fusión de vidrio, dominando una gran variedad de técnicas. Hace años que trabaja ahí, es un espacio en el que aprendió mucho y supo tener contacto con fabulosos vitrales.

En sus tiempos libres, la artista dedica tiempo a proyectos y encargos propios, en su taller “Glasatelier Ellen”. Allí crea sus asombrosos retratos con la tradicional técnica de grisalla. ”Las líneas negras en el trabajo son en realidad las líneas principales. Cada vez que armo un vitral, es un rompecabezas integrarlos en el diseño tanto como pueda ”, explica Ellen.

Recibe mucha respuesta positiva a sus retratos. “La gente a menudo no sabe que esto es posible. Siento que también estoy haciendo algo único”, dice radiante.

 Ellen van Dyke gana el premio Young Talent del Dutch Portrait Prize 2021 con este retrato en grisalla. (Fotos: Carman Walman, Studio Colorique)

“Acabo de tener el honor de ganar el premio Young Talent del Dutch Portrait Prize. Por ahora, me gustaría centrarme en pintar más y explorar más mi propio estilo. Aparte de eso, también estoy trabajando en algunos encargos de retratos. ” Ellen van Dijk

Entrevista

¿Cómo llegaste al vidrio?

La primera vez que tomé contacto con los vitrales fue cuando todavía estaba en la universidad. En ese entonces tenía 17 años, todavía estudiaba pintura decorativa y restauración y tenía la opción de hacer un curso adicional de vitrales. Aunque mi primera pieza no fue muy buena técnicamente, me encantó e inmediatamente supe que quería aprender más sobre esta hermosa artesanía.

¿Dónde aprendiste a trabajar el vidrio?

Después de terminar mis estudios de pintura, fui directamente a la Academia de Arte de Amberes (Royal Academy of Fine Arts, Antwerp), donde enseñan vitrales a tiempo parcial. Ahí es donde aprendí todos los conceptos básicos. Adquirí mucha experiencia en mi trabajo actual y, aparte de eso, tomé algunos cursos adicionales.

“Mi trabajo está indisolublemente ligado a la luz. Cuando veas mi trabajo frente a una pared, se verá completamente diferente. Incluso la luz de la mañana lo afecta de manera diferente que la luz de la noche”. Ellen van Dijk

Me encanta el hecho de que el vidrio sea tan dinámico: los colores cambian según la hora del día y la forma en que la luz brilla puede ser tan hermosa. Este es especialmente el caso del vidrio soplado tradicionalmente, es mi favorito para trabajar.

¿Cómo es el proceso total de una pieza, desde la idea hasta el trabajo final?

Cuando una idea empieza a formarse en mi cabeza, trato de plasmarla en papel con un par de bocetos. Una vez que me siento satisfecha con él, comienzo a dibujar un diseño de tamaño real que luego puedo usar como formato para cortar todas las piezas de vidrio. Pintar las piezas de vidrio es un proceso que requiere de muchas capas y hornear cada una de ellas a 600-700 grados centígrados. Evidentemente, esta técnica requiere mucha paciencia, pero al final todo vale la pena.

¿Qué te inspira?

Trabajo a tiempo completo en un gran estudio de vitrales donde principalmente manejamos grandes proyectos de restauración, como ventanas de iglesias. Ver esas ventanas pintadas de cerca y tener el honor de restaurarlas es una de las cosas que más me inspiran. Para mí, es realmente sorprendente lo que la gente era capaz de hacer con el vidrio incluso en ese entonces sin las herramientas modernas que tenemos hoy.

¿Qué lugares nos recomendas para ver hermosos vitrales?

Recomendaría visitar la Catedral de Sint Jans en ‘s-Hertogenbosch, la Iglesia Vieja de Ámsterdam y la Iglesia de Sint Jans en Gouda. Esta última iglesia es famosa por sus hermosas vidrieras y definitivamente vale la pena visitarla. Las vidrieras de la Iglesia Vieja de Ámsterdam datan de 1555 y actualmente se están restaurando en el estudio donde trabajo (Glasbewerkings Bedrijf Brabant). ¡Ha sido una experiencia increíble verlos de cerca!

Estos son algunos de sus vitrales favoritos.

¿Cuáles son tus vitrales favoritos que hayas conocido viajando?

 Mi vidriera favorita absoluta que he visto en la vida real hasta ahora, son las ventanas de la Catedral de Chartres en Francia. También me encantó ver el lecho de muerte de María en la Iglesia Vieja de Ámsterdam, la pintura está increíblemente hecha. Otro trabajo que todavía no he visto, pero que me encantaría, son las vidrieras de la Catedral de York Minster y las de Saint Chapelle en París.

Chartres, Francia

Leave a Reply

X