Blog

Viaje a Bohemia

Por 7 julio, 2013
museodezeleznybrod11

 

Miguel Angel Carretero Gómez – Presidente de la Asociación de Amigos del Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón

Llevábamos varios años albergando la ilusión de ver con nuestros propios ojos las técnicas y los diseños de los maestros vidrieros de la región de Bohemia, en la República Checa.

Sabíamos de la gran reputación que tienen los grabadores checos en la realización de sus obras.

Por fin, este año, en el mes de mayo, tuvimos la oportunidad de viajar a este lugar en el centro de Europa para disfrutar durante ocho días de una de las mejores manufacturas de vidrio a nivel mundial.

Previamente, habíamos realizado una concienzuda planificación de nuestro viaje, para optimizar al máximo nuestro tiempo en tierras checas.

Vuelo a Praga en la mañana del día 21, coche de alquiler en el aeropuerto, alojamiento en uno de los hoteles Ibis de la ciudad situado en el barrio de Mala Strana con una buena relación calidad/precio y recorrido por la tarde a la ciudad vieja, con visita al Museo y Galería Moser.

El día 22 visita al Museo de Artes Decorativas de Praga y al barrio judío, con sus correspondientes sinagogas y su cementerio centenario.

El día 23 desplazamiento a Pardubice para visitar durante la mañana el East Bohemian Museum y por la tarde asistencia a la inauguración de una exposición colectiva en el Parque Visehrad con obras de los mexicanos Rebeca Huerta y Einar & James de la Torre, y de los checos Vladimira Klumpar y Jiri Suhajek.

El día 24 a Karlovy Vary para visitar el Museo Moser de dicha ciudad y por la tarde visita a distintos lugares de Praga: el castillo, con sus espléndidos jardines y la catedral de San Vito.

El día 25 a Nizbor para visitar durante la mañana la fábrica RÜCKL CRYSTAL y por la tarde vuelta a Praga para dar un paseo en barco por el rio Moldava.

El día 26 desplazamiento a Novy Bor para ver su Museo de Vidrio y luego a Kamenicky Senov para ver la Escuela y el Museo del Vidrio.

Los días 27 y 28 nos trasladamos a Liberec para ver la Escuela Checa, el Museo y la fábrica Lhotsky en Zelezny Brod. Después visita al Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec y regreso a Praga.

Y el día 29 por la mañana, desplazamiento al aeropuerto y regreso a Alcorcón.

Esa fue nuestra planificación y así fue el desarrollo de nuestra visita.

museomoser1

En el Museo y la Galería Moser, en el centro de la ciudad vieja de Praga, disfrutamos observando unas excelentes esculturas y unos extraordinarios grabados a la rueda.

museomoser2

Museo – Galería Moser

museomoser3

Museo – Galería Moser

museomoser5

Museo – Galería Moser

En el Museo de Artes Decorativas de Praga, además de visitar su excelente colección de esculturas realizadas en vidrio, tuvimos la suerte de poder ver una exposición temporal dedicada al vidrio en la que estaban expuestas unas excelentes obras de 98 artistas.

museodeartesdecorativasdepraga1

Museo de Artes Decorativas de Praga

museodeartesdecorativasdepraga2

Museo de Artes Decorativas de Praga

museodeartesdecorativasdepraga4

Museo de Artes Decorativas de Praga

En el East Bohemian Museum de Pardubice nos recibió a la entrada un precioso pavo real blanco con todas sus enormes plumas desplegadas. Una interesante exposición de esculturas de los más prestigiosos artistas checos conforma la colección permanente del Museo. Pero también tuvimos la suerte de visitar una exposición temporal con obras de Jirina Zertová y Vladimir Kopecký.

eastbohemianmuseum1

East Bohemian Museum de Pardubice

eastbohemianmuseum5

East Bohemian Museum de Pardubice

eastbohemianmuseum6

East Bohemian Museum de Pardubice

eastbohemianmuseum9

East Bohemian Museum de Pardubice

La exposición colectiva de los artistas mexicanos y checos en el Parque Visehrad de Praga estaba montada en una sala de lo que en tiempos pasados fueron las mazmorras del castillo. No pudimos ver a Rebeca Huerta porque había tenido que irse a México por asuntos personales, pero fuimos atendidos muy atentamente por la artista checa Vladimira Klumpar, que nos explicó el contenido de la exposición en un perfecto castellano.

El complejo Moser en Karlovy Vary está compuesto por la fábrica y el Museo. En la fábrica pudimos ver, a través de una visita guiada, unas amplias instalaciones en cuyo centro funcionan varios hornos de los que los maestros extraen postas de vidrio que después trabajan con la técnica del soplado, bien al aire o bien en moldes de madera refrigerados por agua. Estos moldes los manejan los ayudantes de los maestros que, generalmente, son mujeres.

museomoserkarlovyvary1

Una vez realizadas las piezas, los ayudantes las trasladan a los hornos de recocido, unos hornos con puerta de apertura hidráulica y de unos 30 m. de largo donde, a través de una cinta sin fin, se van enfriando las piezas de forma paulatina para evitar tensiones.

En el Museo, situado en un edificio que tiene todo el aspecto exterior de una iglesia con campanario incluido, exponen unas preciosas esculturas y piezas de las distintas épocas de la fábrica. Pero lo que más nos impresionó fueron los preciosos grabados que adornan a las algunas de las piezas expuestas. No es de extrañar que la técnica por la que más se les conoce a los vidrieros checos sea la del grabado a la rueda.

Los precios de los productos Moser son unos de los más elevados de la República Checa, y sus cristalerías han surtido los salones en los que se han ofrecido banquetes a las más altas personalidades de todo el mundo, incluyendo el de la boda de nuestro Príncipe Felipe con Leticia.

La visita a la fábrica RÜCKL CRYSTAL, en Nizbor, también se realiza con una guía, que va explicando en inglés todos los aspectos de la elaboración de las piezas.

rucklcrystal2

RÜCKL CRYSTAL

rucklcrystal4

RÜCKL CRYSTAL

rucklcrystal5

RÜCKL CRYSTAL

También esta fábrica cuenta con unas amplias instalaciones en cuyo centro funcionan varios hornos de los que varios maestros extraen postas de vidrio que después trabajan con la técnica del soplado, bien al aire o bien en moldes de madera refrigerados por agua. Estos moldes los manejan los ayudantes de los maestros y que trasladan las piezas a los hornos de recocido, similares a los de la fábrica Moser aunque de manufactura más antigua.

En uno de los extremos de la gran sala donde están ubicados los hornos tienen la sección de cásting, en la que un brazo mecánico, con un movimiento regular, extrae la posta para depositarla en un molde. El maestro acciona la apertura del molde, extrae la pieza y la deposita en un soporte para su enfriado previo, después la coloca en una pequeña bandeja para que la ayudante verifique el correcto acabado de la pieza y la lleve al horno de recocido.

Después la guía nos condujo al almacén de la fábrica para explicarnos el proceso de elaboración de algunas de las piezas que realizan. Por último, pudimos admirar en vivo el proceso de grabación a la rueda de algunas de las piezas. No sé si con fines de una mejor inspiración o meramente de entretenimiento, la música que acompaña a los maestros grabadores en su proceso laboral es muy evocadora y se puede admirar en el vídeo que realizamos en esta visita.

En la tienda-exposición de esta fábrica los precios son mucho más asequibles que en la de Moser, dado que, al parecer, no está tan acreditada como la de Karlovy Vary. Una de las esculturas que más nos llamó la atención fue la de un león en el momento de saltar sobre su presa y que habían realizado como trofeo para un premio de algún tipo de competición y que no estaba puesta a la venta. Allí adquirimos varias piezas para nuestra colección.

El Museo del Vidrio de Novy Bor muestra una amplia colección historicista de las piezas realizadas en la región de Bohemia, representando en algunos de sus espacios los rincones que ocupaban en la antigüedad los maestros vidrieros para realizar sus obras y las herramientas que utilizaban. Algunas de las piezas de la exposición muestran unos grabados bellísimos y verdaderamente sorprendentes.

museodenovybor1

Museo del Vidrio de Novy Bor

museodenovybor5

Museo del Vidrio de Novy Bor

En uno de sus espacios presentan de una forma muy didáctica los elementos naturales que conforman el vidrio y los procesos de fabricación de las piezas.

Nos hubiera gustado mucho ver el interior de la Escuela de Kamenicky Senov pero al ser fin de semana nos tuvimos que conformar con verla solamente desde su exterior.

El Museo del Vidrio es pequeño pero muy bien distribuido y en él se exponen, de una forma historicista, piezas realizadas en la región de Bohemia y representaciones de talleres grabadores con sus distintas herramientas.

En Zelezny Brod visitamos la Escuela, la fábrica Lhotsky y el Museo del Vidrio.

La Escuela tiene un elevado prestigio internacional y allí se forman los alumnos, tanto en el aspecto práctico como en el teórico. Nos fuimos recorriendo todos sus espacios pensando que en cualquier momento nos podrían indicar amablemente que abandonáramos el lugar, puesto que no teníamos ningún tipo de permiso para realizar la visita. Nada más lejos de la realidad. En uno de los laboratorios, la profesora se mostró muy amable con nosotros, nos explicó las labores que realizaban con sus alumnos y nos permitió que hiciéramos las fotos que precisáramos. En el horno, el profesor también nos permitió hacer las fotos que quisimos del proceso de fabricación de una de sus piezas. En la última planta del edificio pudimos ver un pabellón polideportivo perfectamente equipado.

museodezeleznybrod1

Museo del Vidrio en Zelezny Brod

museodezeleznybrod2

Museo del Vidrio en Zelezny Brod

museodezeleznybrod4

Museo del Vidrio en Zelezny Brod

museodezeleznybrod6

Museo del Vidrio en Zelezny Brod

Tras un rato de búsqueda, por fin localizamos la fábrica Lhotsky. Después de identificarnos, uno de los operarios avisó por teléfono de nuestra visita y al poco se presentó Václav Rezác, Director de las instalaciones, que nos fue enseñando los distintos departamentos de la fábrica. Como nos mostramos sorprendidos de ver las cajas que contenían obras de Peter Bremer y de Rebeca Huerta, Václav también se mostró un tanto sorprendido de nuestros conocimientos básicos del mundo del vidrio artístico y nos propuso llevarnos en su coche a que conociésemos su galería, un tanto alejada de la fábrica. Una vez allí, pudimos admirar la variedad de piezas que poseía, tanto suyas como de otros artistas checos. Verdaderamente, la atención que recibimos por parte de Václav Rezác fue admirable.

galerialhotsky2

Galería Lhotsky

La visita al Museo del Vidrio de esta localidad checa comienza con la recreación de la vivienda de un grabador en la que se puede observar los distintos aspectos de su taller. Después pasamos a una galería con obras de Stanislav Libensky, perfectamente identificables dado su personal estilo de realización de obras en vidrio. Después pasamos a otras galerías del museo en las que pudimos admirar algunas piezas con extraordinarios grabados y nos llamó poderosamente la atención las obras realizadas con soplete por el artista Jaroslav Brychta.

A pesar de los precios tan moderados de las bonitas piezas puestas a la venta en la tienda del Museo no pudimos hacer ninguna compra, ya que no admitían tarjetas de crédito, no disponíamos del suficiente efectivo en coronas y no podíamos cambiar euros en alguna entidad bancaria porque todas permanecían cerradas en ese momento. Una verdadera pena.

En el Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec pudimos ver numerosas esculturas realizadas en vidrio por un buen número de artistas checos.

museodejablonec1

Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec

museodejablonec4

Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec

museodejablonec10

Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec

museodejablonec6

Museo del Vidrio y Joyería en Jablonec

Como en el Museo de Zelezny Brod y en algún otro, también en éste pudimos admirar las obras realizadas con soplete por el artista Jaroslav Brychta que nos recordó en muchas de sus obras las realizadas por nuestro buen amigo Mario Sergio Ramos.

Los nombres de Preciosa, Milan Metelak, Stanislav Libensky, Karel Wünsch, Bohumil Elias, Miloslav Klinger, Vera Lisková, René Roubicek, Gizela Saboková, Vladimir Klein, Jaroslav Svoboda, Milan Vobruba y Jiri Suhajek, abundan entre las obras de este Museo.

Y con esta visita concluyó nuestro periplo por tierras de Bohemia, habiendo obtenido un gran placer en todas las etapas vidrieras de nuestro viaje. Y por último, lo que sí llamó poderosamente nuestra atención es la forma tan acertada que tienen en los museos y galerías checos de presentar las esculturas en vidrio sobre plintos y permitiendo que el visitante pueda dar toda una vuelta alrededor de las piezas. En muchos de los lugares donde hemos presenciado exposiciones de este tipo de esculturas, tienen la errónea costumbre, en nuestra opinión, de presentar las obras pegadas a la pared o encerradas en expositores embutidos en los muros, con lo que no permiten que el visitante se alíe con la luz para ver toda la expresividad de las piezas desde todos los ángulos.

Miguel Angel Carretero Gómez – Presidente de la Asociación de Amigos del Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón

Links:

 http://www.amigosmava.org/

https://www.facebook.com/pages/Amigos-del-MAVA/258445429030

Leave a Reply

error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!