Entrevistas

Entrevista con Joan Vila Grau y Antoni Vila Delclòs

Por 4 mayo, 2020
Joan Vila Grau - Antoni Vila Delclòs - María Eugenia Diaz de Vivar

Gaudí quiso que la Sagrada Familia fuera “el templo de la luz armoniosa”. Hace unos meses viajamos a Barcelona para conversar con Joan Vila Grau, artista y estudioso del color y los vitrales catalanes, y su hijo Antoni Vila Delclòs, los responsables de la luz y el color de los vitrales de la Basílica de la Sagrada Familia.

Este no será un día más de mi viaje por Europa. Al salir del metro de Barcelona, los turistas se agolpan y ahí están los típicos puestos de venta de recuerdos, pero basta con alzar la vista para visualizar la construcción de la Sagrada Familia, la monumental obra proyectada por Antoni Gaudí. Aunque haya venido antes, siempre es un acontecimiento. En pocos minutos estaré en el templo, pero primero se debe pasar por un riguroso control que incluye escáner. El cielo está tapado de nubes pero una vez en el interior, un rayo de sol atraviesa los ventanales e invade como un canto el lugar. Es una sinfonía de colores, que se va aclarando y comienza a pintar de tonalidades las columnas y las paredes. La atmósfera es conmovedora y así la soñó también Joan Vila Grau, el artista que realizó la obra y con quien podremos conversar más tarde en su casa-taller del barrio de San Gervasio.  

Dentro de este templo -en un sentido espiritual amplio, como quería Gaudí- el arte te envuelve y entrás en otra dimensión. Es algo que ocurre todos los días en el lugar. Del amanecer al atardecer, la incidencia del sol modifica la percepción a cada hora y genera un gran espectáculo dentro de la Basílica más famosa.  

Vila Grau (Barcelona, 87 años) ya era un artista consagrado del vidrio cuando recibió el encargo del arquitecto Jordi Bonet ArmengolHijo y nieto de pintores, lleva décadas trabajando junto a su hijo mayor, Antoni Vila Delclòs (60), que también abrazó el oficio. Comenzaron en 1999 y les llevó veinte años concluir el proyecto hasta poder exhibir la obra que apreciamos hoy. Su creación es una parte de la obra mayor iniciada por Gaudí luego de que la primera piedra se emplazara hace 135 años. Padre e hijo anticipan que la finalización de la construcción se espera para 2026.

Primero nos recibe Antoni Vila Delclòs, y unos minutos después, iremos al encuentro de Joan Vila Grau en su taller privado al fondo de la casa,  al que llegamos después de atravesar un hermoso patio. Recién vuelve de sus vacaciones en Menorca y luego del saludo, la vista se va hacia sus primeros bocetos en acuarela, dos vitrales pequeños con colores primarios que hizo para su amigo Joan Miró, las cartulinas caladas con las que proyecta sus obras, sus pinceles, sus fotos y sus libros de arte.  

Con más de 70 años en el oficio, desde el primer encargo que tuvo para realizar una vidriera, esta actividad se convirtió en uno de los aspectos más importantes de su vida artística, es pintor por lo tanto la luz y el color son fundamentales, pero a través de un vidrio transparente le permiten expresarse al máximo.

Joan Vila Grau en su taller
acuarelas vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi Objetos con Vidrio
Acuarelas de Joan Vila Grau
taller de Joan Vilagrau

Sus obras pueden verse en Barcelona en las Cavas Codorniu de Sant Sadurní d’Anoia, en el Orfeó de Gràcia y la Fundación Pau Casals del Vendrell. También en Granada, Cádiz y Madrid. La UNESCO recibió una obra suya de parte de la Generalitat de Catalunya. En Argentina, el catalán realizó un vitral de cemento en Villa Las Marías, Corrientes.  

Foto: Vitrocemento diseñado por Joan Vila-Grau para Finca Las Marías en Corrientes. Los vidrios fueron realizados en Barcelona

vitrocemento en Argentina de Joan Vila Grau Objetos con Vidrio

A los 87 años, es el mismo que creó una revista de arte y publicó destacados libros, y ahora proyecta uno sobre su experiencia con los vitrales. En tren de rescatar recuerdos, vuelve al primer vitral que estrenó para la Sagrada Familia en 2001el de la Resurrección– donde expresó una concepción muy singular sobre la muerte y la vida; la muerte simbolizando la tierra y la vida; la semilla. Los colores en las ventanas inferiores son densos, oscuros, y se vuelven traslúcidos a medida que suben hasta llegar al elipsoide en la parte superior. Aquí el color casi desaparece y las ventanas se componen de diferentes texturas de vidrio transparente que hacen vibrar la luz y dan una explosión de luminosidad. Es el triunfo de la vida sobre la muerte.

“Comencé con el diseño de los vitrales en mi taller, después de haber examinado la luz, la orientación y las medidas de las ventanas. Trabajé en acuarelas y dibujé las líneas para el plomo en estas pinturas. Logré integrar el plomo en la composición, creando ritmos y dinamismo”,  detalla sobre su proceso creativo.   

Atrás en el tiempo,  en la época de verano solía reservar un mes o un mes y medio para pintar. “La realidad es que he acabado trabajando únicamente en las vidrieras, pero bueno, hacer vitrales también es pintar con la luz y el color”.  

Al propio Antoni Gaudí le preguntaron una vez de qué color pintaría la iglesia (la Sagrada Familia), y él respondió que el sol era el mejor pintor. No quería esmaltes ni grisalla. 

Joan Vila Grau se entusiasma: “Gaudí decía que el sol era el mejor pintor y que la luz de los vitrales influiría sobre las piedras como un arroyo. Estoy seguro de que se refería al color que la luz proyectaría en las columnas y el interior del templo. Cuando comencé a pensar en la luz armónica en el lugar y la gran sinfonía del color y la luz, descubrí otro comentario de Gaudí en el que veía a la Sagrada Familia como un ´templo de luz armónica´. Esta fue exactamente la idea que tuve. Como en mis pinturas, los temas son solo un pequeño aspecto de la obra. En la Sagrada Familia la unidad está dada por el color de todas los vitrales.

vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi Objetos con Vidrio

ph: ® VitrallsVila

Acuarelas de Joan Miró

A los 12 años comienza mi curiosidad por el vidrio, cuando mi padre recibe un encargo para hacer unas vidrieras y durante meses su mesa de trabajo estuvo llena de cibas de distintas texturas, que a mí me parecieron auténticas joyas.” Joan Vila Grau

vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi Objetos con Vidrio

“La Luz y el color son la esencia del arte de las vidrieras, que necesita luz y esta materia tan difícil de definir que es el vidrio, el de color, el transparente, el de textura, en fin, un campo de expresión muy desconocido en general pero que puede despertar la admiración en todo el mundo.” Joan Vila Grau

Sagrada Familia de Barcelona Gaudi Objetos con Vidrio
vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi Objetos con Vidrio
Sagrada Familia de Barcelona Gaudi Objetos con Vidrio

¿Cómo llegó a sus manos, inicialmente, el encargo de los vitrales de La Sagrada Familia?

Joan: Gaudí quería que todos los artistas y artesanos fueran catalanes y eso se mantuvo a través de los años. En mi caso, tenía experiencia y había hechos muchísimas vidrieras, obras de arte sacro y ya había trabajado con el arquitecto a cargo de la Sagrada Familia, Jordi Bonet Armengol. Él propuso mi nombre y a mí me dio un gran susto y una gran alegría. Desde el comienzo pensé en las ideas básicas de Gaudí y no lo quería imitar, siendo el gran maestro que fue, sino trabajar con libertad. Como necesitaba un buen colaborador, no un simple ayudante; alguien que pudiera interpretar los proyectos ya definidos, convoqué a mi hijo Antoni, que me acompañó durante todo el proceso. El taller que elegimos para llevar a cabo las vidrieras fue J.M.Bonet, con casi 100 años de tradición. Hasta ese momento, no había habido un solo trozo de vidrio en el lugar. 

¿Cómo plantearon el proceso creativo?

Joan: Primero trabajé en proyectos pequeños pintados con acuarelas para poder tener una visión de conjunto básica y no sentirme esclavo del primer boceto. Al ir avanzando en la realización, se dio una evolución de la idea original.  El gran peligro era la monotonía y la repetición, por eso quisimos que cada conjunto de vitrales tuviera una personalidad en armonía con los que tiene al lado, e incluso con los de enfrente. La policromía de las vidrieras responde al criterio de Gaudí y a su decisión de situar los colores y tonos más oscuros en la parte inferior, que se aclaran a medida que se alza la vista. 

¿Cómo consiguieron una gama tan grande de colores?

Antoni: Definir la gama de colores fue un gran desafío. Es muy difícil traducir esa pincelada libre que tiene la acuarela en un vidrio. Si teníamos solo cuatro tonos, caíamos en una monotonía. La forma de resolverlo fue trabajar lo que se llama el vidrio doblado (sobreponer dos vidrios de diferentes texturas, tonos o colores), como mezclar amarillos con rojos para generar nuevos tonos de naranjas, y esto dio muy buenos resultados; se aumentó la paleta un 20%. Esto significó mucho más trabajo para el taller del vidriero, ya que hubo piezas que se tuvieron que cortar dos veces. También jugamos con el vidrio plaqué, atacándolo con ácidos y vidrio impreso, para generar nuevas tramas. 

vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi Objetos con Vidrio

ph: ® VitrallsVila

¿En qué se diferencian los vitrales más altos de la Sagrada Familia?

Joan: Son incoloros, diseñamos desde la transparencia total, respetando la idea de Gaudí de que los vitrales más altos fueran blancos” -él decía blancos, pero quería decir vidrio transparente-.  Elegimos 15 vidrios de texturas distintas y en algunos parece que hubiera color, pero es simplemente una textura determinada de un vidrio, que logra otra luminosidad, aparte de tomar el color que tenga detrás. Elegimos vidrios de uso cotidiano. Estoy satisfecho con el resultado al tomar un elemento tan común y darle una dignidad que sino, no tendría. Gaudí usaba platos rotos para sus mosaicos.

¿Trabajaron el proyecto sobre plano?

Antoni: Sí, pero al principio solo estaba la base; las paredes se construyeron después.  Las vidrieras con sus estructuras de soporte y vidrios de protección se aguantaban con una pluma mientras se construian las paredes de la fachada ¡era impresionante! Desde el primer encargo que nos hicieron con las vidrieras de la Pasión hasta el transepto, nos fueron encargando todo por fases; siguieron tres del ábside y después la del nacimiento. Mi padre lo tenía todo en mente, pero que fuera por fases añadió una dificultad.

¿Qué pensaría Gaudí de todo esto?

Antoni: Gaudí era un hombre de su época, muy avanzado en lo que tiene ver con arquitectura. Si estuviese hoy en nuestra sociedad, no sé qué pasaría. Se dio cuenta de que no terminaría la obra de la Sagrada Familia y dejó muestras, como la fachada del nacimiento y planos vivos de lo que tenía que ser; pero también supo darle libertad a los arquitectos que vendrían después, para que cada uno aportara su creatividad. Si comparamos a La Sagrada Familia con las catedrales, verás que algunas comienzan en el románico, luego tienen una fachada gótica, y se terminan en el s. XX. Hay una derivación en el tiempo increíble.

vitrales transparentes de la Sagrada Familia
Vitrales transparentes de la Sagrada Familia
Muros de la Sagrada Familia de Barcelona

¿Cómo resolvieron la protección de los vitrales?

Antoni: Los dos somos especialistas en estudios de vitrales y conocer su historia en Cataluña, y los problemas que conllevan a su conservación y los procesos de restauraciones, nos llevó a plantear una nueva forma de hacerlo.

Creamos un sistema de protección isotérmico exterior poniendo una doble capa de vidrio para proteger las vidrieras de los agentes climatológicos externos: polución, lluvia, granizo o de los impactos producidos por la acción humana y los soportes de estos vidrios de protección, son las estructuras de acero inoxidable.

Nuestro propósito era que las vidrieras pudieran perdurar como mínimo 100 años sin tocarlas.

¿Cómo fue trabajar juntos, padre e hijo,  durante 20 años?

Joan: Para mí ha sido una gran satisfacción trabajar con él  ¿Quién mejor que mi hijo para interpretar lo que estaba haciendo? Con él mantuvimos conversaciones constantes y ha sido un gran acierto. 

¿Cuanto le interesaban los vitrales a  Gaudí?

Joan: Me dedique a estudiar en profundidad el uso que Gaudí dio a los vitrales en sus construcciones y me encontré con que él manifiesta muy poco interés hacia las vidrieras. En la primer etapa no le interesaban mucho, el cambio vino a partir de la Casa Batlló, en 1905, allí por la influencia de Josep María Jujol (un joven arquitecto con una gran fantasía en relación al vidrio y al color).  Colaboran los dos y creo que Gaudí, recién ahí descubre las posibilidades expresivas de las vidrieras. 

¿Cómo fue seguir y plasmar los deseos de Gaudí? 

Joan: A veces es fácil seguir las ideas de Gaudí. Por ejemplo, el tema de la ventana azul en la fachada norte. “Soy el agua de la vida“. Esta idea me atrajo y la desarrollé imaginando una corriente que comienza en una montaña y lentamente se crea vida a medida que fluye hacia el río. En la parte superior de la ventana solo hay vidrio azul, pero bajando, gradualmente aparecen otros colores: amarillo, verde, rojo. Estos sugieren las plantas y hierbas que se pueden encontrar a medida que la corriente fluye hacia el río. Los colores en la parte inferior de la ventana también están relacionados con los colores del otro lado del crucero, en la fachada sur.

Construcción de los vitrales de la Sagrada Familia
vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi
vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi

ph: ® VitrallsVila

¿Qué sienten hoy cuando ven los vitrales en la Sagrada Familia?

Joan: Lo más impactante es el color y la luz, y saber que estamos dentro de una obra de Gaudí, con ventanales y columnas creados por él.  Hay que pensar que La Sagrada Familia está conformada por una serie de elementos. Recuerdo una vez que estaba con una pintora amiga en uno de los bancos laterales de piedra y pude ver a una mujer hindú con su crío y su típica mancha en la frente. Estaba llorando. Mi amiga se acercó a hablar con ella, le preguntó si la podíamos ayudar en algo y le dijo que lloraba por la emoción que le causaban las vidrieras. Fue algo especial porque es difícil llegar a otra persona con una obra y fue emocionante poder vivirlo, aunque sin perder de vista que estamos en la casa de Gaudí. 

¿Sienten que lograron expresar el concepto espiritual?

Joan: En el aspecto religioso, a pesar de su propio concepto de religión -el de su época- estaba unos pasos más adelante y logra penetrar mucho más a fondo. El concepto religioso de Gaudí es auténtico, profundo y sincero. Supo decir: “vendrán de otras religiones y tendrán otras mentalidades”,  y ahí pudimos verlo, frente a esta mujer, uno de los recuerdos que me han marcado más.

La arquitectura de Gaudí te sobrecoge, hay algo intangible. Estás en un lugar fuera del tiempo, fuera de la historia. Es un espacio místico. La espiritualidad es común a todas las religiones.

Libro recomendado: Las vidrieras de la Sagrada Familia de Joan Vila-Grau

vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi

Un recuerdo con Joan Miró

En la época en la que dirigía la revista de arte Question d’Art (1967 a 1974), Vila Grau tuvo una entrevista con Joan Miró, quien produjo un original para una de las portadas. “Fue muy generoso y a mí me llamaba la atención que no hubiera hecho vitrales, por los colores básicos que utilizaba -verde, rojo, amarillo, negro- (sería grisalla y plomo). Él me respondió que solo le faltaba la persona que lo tradujera, que si iba al artesano iba a costarle ponerse de acuerdo. Le ofrecí colaboración y en ese momento quería regalar un vitral a la Catedral de Mallorca. Así fue nuestra relación con el tiempo, muy agradable siempre y a veces nos veíamos en la Fundación Joan Miró. En total, hice tres vitrales para Miró, el más grande lo tiene mi hijo mayor”.  

Joan Miró vidres vitralls Joan Vila Grau Objetos con Vidrio

Antoni Estruch, Argentina y su relación con los Vila Grau

El pintor y vitralista catalán, fue discípulo del abuelo de Joan Vila Grau, el artista Joan Vila i Cinca y conocido del padre de Joan, el pintor Antoni Vila Arrufat.

Estudió el arte del vitral en Alemania y luego emigró a Argentina, en donde se destacó como uno de los mejores vitralistas del país.

Rosetón Sagrada Familia de Barcelona
vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona
vitrales de la Sagrada Familia de Barcelona Joan Vila Grau Gaudi

Leave a Reply

error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!