Entrevistas

Gérald Vatrin ” La sílice trabajada se sublima en un material sofisticado.”

Por 28 agosto, 2020
Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass

El artista francés Gérald Vatrin expresa sus raíces africanas a través del vidrio. Inspirado por la naturaleza y el cruce de culturas, crea fabulosas piezas que hablan de su identidad transcontinental y abre un mundo a los sentidos.

Gérald Vatrin (Francia, 1971) es un artista del vidrio que reside en la ciudad de Nancy, famosa por su tradición vidriera. Pero al adentrarnos en el universo creativo del artista, vemos que sus piezas reflejan algo más: Vatrin pasó su infancia en Mali, África, el lugar de donde proviene parte de su familia.

Eso explica que sus piezas sean fruto de su aventura personal: un recorrido artístico signado por el  intercambio de culturas y por su propio mestizaje. 

El artista francés forma parte de una nueva generación y prefiere la acción a la reflexión. En sus palabras, “exploro, intento, rompo, fallo, espero, busco, cambio, vuelvo a empezar, hasta lograr lo que quiero”. 

Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass
Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass
Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass

La producción gráfica y esta vitalidad generosa, nos acercar de otra manera a la inmutable serenidad del mineral. “La sílice trabajada se sublima en un material sofisticado y frágil como una tela preciosa. El vidrio se revela a la vez crudo como el lino, texturado como el damasco, opulento como el bordado, fino como la seda, calado como el encaje”, detalla el artista.

Pieza tras pieza, construye sus colecciones, ha profundizado en una estética propia y descubre nuevos territorios tales como Australia, otro de sus lugares que dejaron huella en su obra. . 

Además, Vatrin pasó mucho tiempo en África, y por eso en la entrevista con Objetos con Vidrio, dice que llevó una “doble vida”, por vivir en dos lugares pero también porque en Djenné, Mali, valiéndose de las bondades de la arcilla del lugar,  trabajó como ceramista. Esa tierra a la vez le trae recuerdos de la infancia y en particular de su abuela, y la menciona como una poderosa fuente de energía vital e inspiración. Tanto es así que se le conoce por recuperar técnicas ancestrales locales que aplica a sus materiales, el cuero y la arcilla. Se alimenta de esta cultura y reinterpreta esta herencia en una especie de globos, marcados con pictogramas tribales contemporáneos.

Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass
Gérald Vatrin glass art objetos con vidrio contemporary glass

Sus piezas reflejan sofisticación y llegan a nuestros sentidos como  frutas cinceladas o planetas sublimes, y revelan impresionantes microcosmos de vidrio. Como tantas ventanas que se abren a paisajes extraños, tanto visuales como táctiles.

A las primeras obras esmaltadas en frío, las sustituyó después por esferas de vidrio rociadas con polvos de granito caliente en la superficie. Y sobre este soporte neutro, realiza decoraciones cada vez más complejas, como gráficos tallados en el material. Nos adentra en un universo estético y gráfico, mixto, crudo y elegante.

Redescubrimos decoraciones de inspiración floral (heredadas de la famosa École de Nancy), dibujos de animales insólitos, formas étnicas y geométricas, algunos calcos de inspiración aborigen, motivos batik y grabados que evocan alfombras de Kasai

Los abundantes dibujos con grabados invaden la superficie aterciopelada de grandes esferas, más o menos aplastadas y extendidas. Sus luminosos y coloridos surcos revelan en negativo, la sublime fragilidad del material devorado.

A veces, en sus piezas “heridas”, lagunas oscuras (del vacío dejado por la desaparición total de la materia, la luz, el color, los gráficos), o piezas remendadas de forma más o menos regular, dramatizan el riesgo técnico.

Al ver todo este despliegue, impresiona la belleza de las piezas en todos sus contrastes.

Queda claro que después de mucho oficio y de soplar para otros, logró expresarse y crear este universo tan particular, ahora expone y muestra su trabajo por todo el mundo: Francia, Bélgica, Suiza, Holanda, Estados Unidos, China … y recientemente en Japón.

Las obras de Gérald Vatrin entraron en las colecciones permanentes de varios museos e instituciones prestigiosas, como el Victoria and Albert Museum de Londres, el Museo Nacional del Vidrio de Holanda en Leerdam en los Países Bajos y el Museo del Vidrio de Sars-Poterie en Francia.

Géral nos cuenta su vínculo con África y Australia y cómo esto influyó en su vida y su arte:

África está profundamente arraigada en la familia, mi madre nació de una madre inglesa y un padre belga que era aviador. Cuando mi madre nació en Londres, rápidamente se fueron a vivir al Congo Belga, en el ejército belga durante 17 años. Cuando mi abuelo murió en África, la familia se fue a vivir a Bruselas. Durante toda mi juventud, mi abuela me habló de mi abuelo, y cada tanto mirábamos fotos por la noche, así es como llegué a conocer a mi abuelo por transferencia de historias.

Una vez que terminé mis estudios de soplado de vidrio, en 1999 decidí hacer un viaje cultural a Mali para ver por mí mismo lo que significaba África. Este primer descubrimiento me conmovió mucho, conocí a una familia Dogon en el pueblo de Djenne, ellos me acogieron, me transmitieron muchas de sus tradiciones culturales y de artesanías, que se pueden encontrar en algunas de mis obras hoy.

Así que dividí mi tiempo entre Francia y Mali durante 14 años, allí construí un hotel (el pueblo de los amigos), aprendí a trabajar la cerámica tradicional de Djennéké, conocí a mi esposa y tuve dos hijos nacidos en Djenné. En 2012, tras el golpe de Estado del ejército volvimos a Francia, desde entonces sigo en contacto con la familia, pero personalmente no me he ido por culpa de los yihadistas que mantienen un estado de terror.

Por parte de mi madre inglesa, en la década de 1960 algunos de sus hermanos emigraron a Australia, a Perth en la costa oeste. En 2000 fui a visitar a mis primos hermanos, y aproveché este viaje para conocer el mundo del vidrio australiano, hice una pasantía durante 2 meses con Ben Edols y Kathy Elliot en Manly Beach cerca de Sydney, codearme con Richard Whiteley, visitar Jam Factory en Adelaide y trabajar con los estudiantes durante 3 semanas.

 

En los años de formación, Vatrin se dedicó al estudio del vidrio y al diseño gráfico, en un recorrido tan sólido como completo. Fascinado por la sílice fundida, aprendió a manejar la caña con evidente facilidad. De 1997 a 1999, se formó como artesano vidriero en el CERFAV en Vannes-le-Châtel, un bastión de las artes del vidrio francesas desde 1765. Finalmente obtuvo un DNSEP (Diplôme National Supérieur d’Expression Plastique) en la École des Images d’Épinal, así como un Máster en técnicas de vidrio.
Luego se unió al CIRVA (Centre International de Recherche sur le Verre et les Arts plastiques) en Marsella, laboratorio de fabricación de vidrio verdaderamente visionario. Allí asistió a artistas y diseñadores invitados (Jean-Michel Othoniel, Anish Kapoor, Erik Dietman, Pierre Charpin y Ettore Sottsass). Entre 1999 y 2002, multiplicó su experiencia como asistente de maestros como Philippe Baldwin y Monica Guggisberg en Suiza, así como Cathy Elliott y Ben Idols en Sydney.

Leave a Reply

error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!