DiseñoEntrevistas

Madre e hija, una pasión por el vidrio

Por 18 octubre, 2020marzo 2nd, 2021Sin Comentarios

Celebramos el Día de la Madre junto a Adriana y Luzia, las propietarias de Lua Tienda y Taller. Ellas son madre e hija y desde hace 20 años, trabajan juntas, apasionadas por el vidrio en una relación que las convoca como socias y amigas.

Adriana Lombardi (65, Argentina) y Luzia Cedola (40, Argentina) crearon en el año 2000 LUA Tienda & Taller, un emprendimiento artesanal de piezas trabajadas en vidrio fusionado hechas a mano por ellas mismas desde La Plata, Buenos Aires en donde también dan clases y reciben a prestigiosos docentes para compartir su pasión por el vidrio.

Entrevista

¿Cómo arrancaron con el vidrio?

 Luzia: Nuestro inicio fue hace más de 20 años y de casualidad. En ese momento arrancaba el boom de la vitrofusión, y nos anotamos en un curso. Nosotras teníamos nuestras actividades, mamá era docente y psicóloga social y yo comenzaba la carrera de arquitectura, como somos muy inquietas, nos tiramos de cabeza a la pileta, apasionadas y deslumbradas por este material lleno de transparencias y colores que hace su magia al calor del horno. Con mucho entusiasmo construimos un taller en casa, y luego compramos un horno para poder trabajar.

Pronto este espacio nos quedó chico y nos mudamos a otro taller, en el cual continuamos hasta el día de hoy en el barrio de Tolosa, La Plata.

¿Qué pasos fueron dando?

L: Abrimos un local, después otro y otro más. Luego nos dimos cuenta que lo que realmente nos gusta es el trabajo en el taller y la producción. Cerramos los locales y nos focalizamos en la producción de objetos decorativos y utilitarios para la venta mayorista.

¿Qué hacen en el taller?

L: Nos ocupamos de todas las fases de elaboración, haciendo especial hincapié en el diseño de cada objeto, tratando siempre de buscar un sello propio, y generando así una identidad en cada objeto.

Elegimos apostar al vidrio, al trabajo hecho a mano, creando objetos únicos en su confección, lo que hace especial a cada uno de ellos, con sus irregularidades e imperfecciones propias del trabajo artesanal realizado con mucho amor.

Producimos vajilla para la venta minorista en nuestra tienda y también mayorista para otros locales. Hacemos trabajos personalizados, y siempre estamos incorporando proyectos nuevos!

Nuestra meta es hacer de LUA nuestro mundo feliz, emprendiendo con mucho esfuerzo y pasión! 

¿Cómo se organizan para cubrir esos dos espacios? 

L: Siempre nos complementamos para trabajar, generalmente una pinta y la otra corta. Formamos un muy buen equipo de trabajo y disfrutamos mucho nuestro espacio juntas en el taller.

¿Cómo es  trabajar con tu mamá?

L: Nosotras creamos, proyectamos, charlamos, nos acompañamos, y crecemos juntas. Nuestra relación madre e hija siempre nos ayudó a seguir adelante, es nuestra fórmula mágica dentro del taller.

Están dando clases ahí. ¿Cómo decidieron dar ese paso y qué les aportó?

L: En el transcurso de este camino recorrido, también comenzamos a dar clases en nuestro taller, y nos encantó! Mamá siendo docente, tenía experiencia de sobra, y yo me subí al tren con una conductora de lujo.
Las alumnas fueron llegando, algunas siguen hoy en día  y hemos creado un espacio donde no solo compartimos la clase, sino momentos de la vida. Formamos un GRAN equipo con las alumnas cada #juevesdetaller y disfrutamos mucho del encuentro.

¿Cuál es su formación en vidrio?

L: A nosotras también nos gusta ser alumnas y nuestra formación nos parece muy importante. Nunca descansamos, nos gusta tomar cursos siempre que podemos, y aprender técnicas nuevas. Incorporar conocimientos siempre te permite volar un poquito más y dar un paso hacia nuevos proyectos. Cada vez que Silvia Levenson viene al país, tratamos de tomar sus clases, tanto sea para aprender una técnica nueva o para estimular el proceso creativo. Siempre nos resultó muy interesante la propuesta de los seminarios internacionales de la mano de Karina del Savio y con Silvia como docente siempre estamos a gusto! En 2001 tuve la oportunidad de ir a la Real Fábrica de Cristales de La Granja, y tomar un curso de vidrio Bullseye con el argentino Ricardo Reh. También hemos tomado clases en nuestros inicios con Paula Lekerman. Seminarios y Workshop con Eduardo NietoMiriam Di Fiore cada vez que vienen al país y actualmente con Andrea Da Ponte.

Aporta mucho el intercambio de ideas y proyectos, por eso también hemos invitado a otros artistas a nuestro taller para que puedan brindar sus conocimientos y generar así un espacio de aprendizaje. Compartir experiencias para crecer! 

Hemos tenido el placer de recibir en nuestro taller, a Paula Lekerman, Eduardo Nieto, Alejandra Toribio y Eduardo Naveira, entre otros. En marzo de este año, justo antes de que entremos en cuarentena vinieron Juan y Patricia de Quill Glass. Y desde el año 2019, después de tomar varios años clases con Andrea Da Ponte, abrimos las puertas de LUA a su propuesta Anual de Experimentación en Vidrio, formando un grupo con alumnas de nuestro taller y otras artistas que se acercaron y se suman a esta propuesta de Andrea que nos resulta tan interesante.

Leave a Reply

X