Entrevistas

Thomas Medicus, arte en movimiento

Por 2 octubre, 2019
Thomas Medicus - Glass Artist

El artista austríaco construye complejas esculturas anamórficas, a partir de segmentos de vidrio pintado y cortado a mano que presentan una imagen diferente según el ángulo en que se observen. También realiza ilustraciones, animaciones, arte digital, vidrieras y arte público. Además de su actividad como artista independiente, trabaja en la firma de vitrales Tiroler Glasmalerei como maestro vidriero y pintor de vidrios.

Desde su taller en Innsbruck, Thomas Medicus (30) nos cuenta que  se formó en Glasfachschule Kramsach (la reconocida escuela de arte en vidrio local) teniendo ya una gran experiencia en pintura. Después logró unir estas dos pasiones en sus obras con resultados sorprendentes. Hoy sus esculturas están construidas con más de 100 tiras de vidrio pintadas a mano, y pueden llevarle más de un año de realización. Entre ellas, se destacan sus cubos anamórficos y su trabajo pictórico. “No soy  solo un artista del vidrio. Uso otros materiales, que voy eligiendo en función de las ideas que se me ocurren.”

¿Qué aporta el vidrio a tu obra, en particular?

Lo interesante del vidrio es que solo es visible mediante la refracción y el reflejo de la luz y su entorno, por lo que su superficie no tiene un aspecto particular. Por eso a veces parece perder su fisicalidad, a nivel visual está y no está, al mismo tiempo.

Trabajar con vidrio frío requiere mucha preparación y planificación. En ese sentido, me parece el material perfecto para combinar arte y ciencia, otra de mis pasiones.

“Siempre me fascinó el arte y crear obras. En un momento decidí enfocarme y buscar ideas sobre las ciencias naturales, la percepción y la subjetividad. Ese es mi camino”. 

¿Cómo nacen las ideas para las obras?

Me inspiran diferentes cuestiones: las experiencias cotidianas, la ciencia, la obra de otros artistas o las horas de  investigación.

¿Cómo es vivir en Innsbruck y qué hacés en los ratos libres?

Vivo en una hermosa y pequeña ciudad de los Alpes,  donde puedo escalar y caminar. Pero también me gusta tocar la batería en sesiones improvisadas y salir con amigos.

Thomas Medicus - Glass Artist

Emulsifier  es una escultura de vidrio giratoria que contiene cuatro pinturas anamórficas “ocultas”. Está construida con 160 tiras de vidrio pintadas a mano, en cuatro lados con imágenes complementarias. Solo cuando el objeto se gira y se observa desde el ángulo correcto, aparecen las imágenes.

Sobre esta obra, Head Instructor, Thomas Medicus buscó “mostrar que cuando miras a una persona, un cerebro o el mundo, lo que ves siempre depende de tu perspectiva y del método que utilices. Hay facetas que permanecerán fragmentadas u ocultas cuando te acercas desde un solo lado”.

Thomas Medicus - Glass Artist

Emergence Lab, otra de las obras, contiene seis imágenes pintadas a mano dentro de un gran cubo translúcido. Dichas pinturas fragmentadas se extienden a través de 216 tiras de vidrio, diseñadas para alinearse perfectamente cuando se ven desde cada lado. Cada figura está  contenida dentro de la misma superficie que su contraparte en el lado opuesto.

Thomas Medicus - Glass Artist
Thomas Medicus - Glass Artist
error: ¡¡ El contenido de esta página está protegido !!